¿POR QUÉ MÁS PIERDE EL TRI FEMENIL DE MÉXICO?

Resumen México vs Costa Rica Premundial CONCACAF 2014

Olga Trujillo

 

“Mal inicio en el Premundial Femenil. Desagradable derrota” dice la nota que el ESTO –uno de los periódicos deportivos más respetables en cuanto a cobertura del deporte femenil en México existen– le dedicó hoy al resultado de las dirigidas por Leonardo Cuéllar. El desafortunado debut con un gol a cero ante “un equipo canchero” como Costa Rica, se ganó una línea en la portada, algo es algo.

Pero ¿por qué perdió la Selección Femenil si su lugar en la FIFA está 15 sitios más arriba que Costa Rica? ¿Y si además de eso tienen 16 años con el mismo entrenador, Leonardo Cuéllar, lo cual se supone que incluso en los países de primer mundo eso es algo que debe dar ‘resultados positivos’? Una respuesta me llega primero ¿estamos a medio camino de lograr que el futbol femenil sea tratado con ‘igualdad’ por los medios y sea aceptado de una vez por todas por la sociedad en general o ya nos estancamos?

Y es que gran parte de las batallas que viven las selecciones femeniles en el país no sólo se dan en la cancha sino en muchos otros contextos. Desde la llegada de Héctor González Iñárritu en el 2010 a la dirección de selecciones nacionales de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) se supone que se trabajó por darles un trato ‘igual’ que a los hombres durante los campamentos en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) ante la prensa como:

Restringir el acceso de reporteros o periodistas a las jugadoras –igual que se hace con ellos– para pedirles de manera personal una entrevista, como yo lo hacía en el 2006 mientras trabajaba para el periódico Récord. En principio iba a cubrir al Atlante, pero me daba una ‘escapada’ –digo escapada porque lo hacía como parte de un acto de solidaridad a la discriminación de un equipo que por ser femenil casi nadie de los colegas volteaban a ver. Mis propios editores me decían ‘a nadie le importa’ –. Actualmente, después de la práctica te ‘prestan’ a dos o tres jugadoras, salen con el tiempo contado y siempre con la presencia de los coordinadores de prensa encargados de llevar el ‘control’. Un hermetismo que lo único que provoca es alejar a las futbolistas de la gente y que más bien se han hecho de su hinchada gracias al surgimiento de las redes sociales, más que a la difusión de los medios.

Un simple ejercicio sería preguntarle a alguien en la calle: ¿Conoces al Chicharito? Y luego a la misma persona ¿Y a Maribel Domínguez, Charlyn Corral o Tanya Samarzich? Incluso dándoles tres nombres, apuesto a que las confundirían con la hermana, novia o madre del jugador si no es que como un personaje de cualquier reallity show.

En una de mis vueltas al CAR donde me di cuenta de la nueva dinámica platiqué rápido con la delantera Luz Duarte, le dije lo que hacía, apoyar al deporte femenil y a ellas que eran las que menos espacios y atención tienen en los medios, le dije: “Todo mundo conoce a los seleccionados, casi, casi saben hasta qué marca de calzones usan, pero a ustedes muy pocos las ubican”. Ella amablemente se río y con me respondió con su tono grueso y acento norteño: “Es cierto, eso es algo que entre mis compañeras y yo hemos platicado”.

Pero el control de la selección femenil y el trato ‘igual’ que intenta dárseles sólo uno de los temas que se asoman para saber por qué pierde el Tri a estas alturas. Por ejemplo, este equipo que juega en el Premundial trae a cinco jugadoras de la National Women’s Soccer League (NWSL), la liga más poderosa hasta el momento de América, eso cuenta. Las armas del Tri femenil contra Costa Rica fueron y serán las mismas que las acompañarán en todo el torneo, como también ser el segundo equipo más joven –algo similar pasó en 2010– sólo detrás de Guatemala con una edad promedio de 23 años. Y aún más: el sábado jugarán contra Martinica y este ni siquiera es parte de la FIFA.

Al respecto me encontré una nota dura y crítica en inglés que decía algo así como: “El refrán común para explicar un pobre desempeño es que el equipo es joven y está en transición. Desafortunadamente –para la Selección Femenil de México— eso ha sido la realidad por más de una década. De alguna manera el equipo debería envejecer pero no lo hace porque las jugadoras son reemplazadas”.

La inestabilidad en el programa, el escaso apoyo que reciben por mes para que se dediquen a jugar –300 dólares que les da CONADE más 40 que recibe por la Federación mientras están en campamento— pueden darnos más idea de lo que significa una realidad poco contada y mucho menos visible a causa de nulas portadas. ¿Por qué más pierde la Selección Femenil de futbol de México? Platiquemos.

TRI derrota

Crónica en:

Crónica Partido México vs Costa Rica

Costa Rica

Olga Trujillo

Periodista Deportiva Independiente

@depormedias

Anuncios

5 comentarios en “¿POR QUÉ MÁS PIERDE EL TRI FEMENIL DE MÉXICO?

  1. Cuesta trabajo dilucidar la realidad del fútbol femenil en México, lamentablemente hay, al final dee todo, un constante estado de insatisfacción y desencanto a pesar del deseo y la esperanza que el porvenir será uno mejor.
    A veces he tenido la ocurrencia que sí una persona, por algún obscuro motivó, se le ocurriera un plan para que el fútbol femenil en nuestro país permaneciera estancado, para dejar que se muriera la ilusión de esa infinidad de niñas que patean un balón llenas de talento y valor.
    Todo lo que se hace por el fútbol femenil de México sirve de muy poco, más probablemente es retrógrada o precariamente lento en términos de ver que este deporté se consolidé, se engrandezca y sea finalmente una oportunidad para cualquier mujer de trascender, un medio para mejorar su condición de vida y de género.
    Hay en la forma en que se vislumbra y maneja el fútbol en neutro país, (en abrumadora mayoría hombres) por instituciones y autoridades de gobierno, deportivas, dirigentes, dueños de equipos, técnicos, medios, etc.., exacervadamente Misógina, desdeñosa, indolente, indiferente, cerrada, prejuiciosa, codiciosa, decadente…
    No es la ausencia de capacidad o talento, ya que ambos la mujer siempre excede los límites a los que la sociedad quiere reducir las constantemente.
    Es difícil pensar en que algo cambie mientras la mujer siga permitiendo que todo continúe como es hoy, hasta que no grite y cambie cons sus propias manos su circunstancia y el contexto de su entorno.

    1. Alberto me da gusto saber que como hombre tienes una visión en ese sentido pues apenas ayer por ejemplo vi en ESPN -en la semana de la ‘mujer’– un video de la única árbitro que ha pitado en Primera División, Vicky Tovar, donde cuenta cómo con la entrada de Yamasaki a dirigir a los árbitros su carrera se acabó, de hecho en el video –que editaron para no comprometer a Jared Borgueti porque trabaja en esa cadena deportiva– ella cuenta que él fue el más duro con sus comentarios pues le decía “las VIEJAS no deberían estar aquí”. Irónicamente te das cuenta que el jugador tiene hijas y que sí un día deciden irse por el camino de su papá ya sea como jugadoras, reportera, comentaristas, doctoras o árbitros entonces se esperaría que Jared tuviera una percepción distinta de las ‘VIEJAS’, pues los padres muchas veces se retractan de sí mismos.
      Así que creo que tienes razón en que pase lo que pase somos las mujeres las que tenemos que empezar por rediseñar nuestros roles y a partir de ahí recomenzar. Saludos y gracias por opinar.

      1. Muchas gracias! En realidad es irresponsable e inmoral aceptar que así aprendimos el mundo, que no esta en nuestras manos cambiar nada. Hablar simplemente de esto es todavía muy poco en referencia a todo lo que debería cambiar, nuestra paupérrima cultura de igualdad y nuestra elevada ignorancia no han heredado una identidad de lo absurdo, somos seres infaustos que ven en sus ineficacias y banalidades un modo de perversa diversión. Un mal ejemplo son los medios, y lamentablemente es lo que mas vemos, son responsables de que nuestra conciencia sea tan dispersa y endeble.
        Si me permiten quisiera publicaran nuevamente mi comentario al que le he hecho algunas correcciones y precisiones Gracias nuevamente!

        Cuesta trabajo dilucidar la realidad del fútbol femenil en México, lamentablemente hay, al final de todo, un constante estado de insatisfacción, de imposibilidad, de despropósito y desencanto a pesar del deseo y la esperanza que se tiene por que el porvenir será, en algún momento no muy lejano, uno mejor.
        A veces he tenido la ocurrencia que sí una persona, por algún obscuro motivó, se le ocurriera un plan para que el fútbol femenil en nuestro país permaneciera estancado, para dejar que se muriera la ilusión de esa infinidad de niñas que patean un balón llenas de talento y valor, simplemente tendría que hacer exactamente lo que se ha hecho hasta hoy.
        Todo lo que se hace por el fútbol femenil de México sirve de muy poco, más probablemente es retrógrada o precariamente lento en términos de ver que este deporté se consolidé, se engrandezca y sea finalmente una oportunidad para cualquier mujer de trascender, un medio para mejorar su condición de vida y de género.
        No demerito el trabajo de jugadoras o equipos que hacen su esfuerzo diario y se comprometen en darle seriedad a su pasión por el fútbol, solo creo que a pesar de tanto empeño terminan empantanadas por culpa de quienes dirigen el fútbol en Mexico, desde una cualquier posición en que su trabajo relega a un lugar obsoleto cualquier proyecto serio de avanzar en este deporte.
        Hay en la forma en que se vislumbra y maneja el fútbol femenil en nuestro país, (en abrumadora mayoría por hombres) por instituciones y autoridades de gobierno, deportivas, dirigentes, dueños de equipos, técnicos, medios, etc.., una exacerbada Misógina, una multitud de actitudes desdeñosas, indolentes, de indiferente, cabezas e ideas cerradas, muchos prejuicios, una enorme codicia, y un sentido muy decadente…
        El tiempo no se detiene a esperar que todo sea favorable (que los planetas se alineen) para que el fútbol femenil destaque, mientras que en otros países se dan pasos agigantados para cambiar de fondo y de forma algo que tiene que considerarse como lo mas urgente que es la equidad de genero de forma evidente, explicita y progresiva.
        Las mujeres futbolistas mexicanas deben tomar seriamente la decisión de llevar su talento al nivel del alto rendimiento, a cambiar los sueños por un plan de trabajo integral, profesional y muy ambicioso.
        No es la ausencia de capacidad o talento, ya que en ambos la mujer siempre ha excedido los límites a los que la sociedad quiere reducirla constantemente.
        Si en este país se habla de igualdad de genero se debe omitir la falsedad o la hipocresía, porque hemos llegado incluso al cinismo y al extremo de la infamia de la burla al derecho de toda mujer.
        Es difícil pensar en que algo cambie mientras la mujer siga permitiendo que todo continúe como es hoy, hasta que no grite y transforme con sus propias manos su circunstancia y el contexto de su entorno.
        En el tema de selección se ha visto una preparación muy deficiente, un vacío de continuidad a un proyecto profesional y claro en sus objetivos, generalmente se ha improvisado, es evidente que las piezas a pesar de su talento simplemente no encajan unas con otras, después de las alarmantes derrotas contra Los Estados Unidos en septiembre (mes de la patria) se trabajo con la conciencia de aun perdiendo contra las americanas se conseguiría fácilmente uno de los dos boletos restantes al mundial.
        Si el entrenador Leonardo Cuellar ha hecho bien o mal durante todos los años que lleva dirigiendo en la selección tal vez sea irrelevante ya que nadie parece pedirle rendición de cuentas nunca de los avances o resultados del los equipos mexicanos. Bueno es su trabajo que tiene un responsabilidad de hacer bien las cosas, para eso le pagan una cantidad bastante onerosa (dinero que ninguna jugadora jamas vera como pago a su desempeño dentro del campo), en cuanto al dinero tal vez esa cantidad es lo que se paga a un entrenador de selección de gran nivel pero pensando en la realidad del fútbol femenil y de las selecciones a su cargo parece bastante indignante hablar de ello.
        Meramente es una opinión personal que el señor Cuellar no es un buen técnico, no obstante su longeva experiencia, su cercanía en el mundo del fútbol femenil, su personalidad, y su habilidad de permanecer en su puesto tanto tiempo sin permitir que nadie (principalmente una mujer) le hagan sombra, quizá sea su cercanía (o complicidad o sociedad de negocios) con Gerardo Lepe y la parca visión de Justino Compean.
        No deseo que a la selección le vaya mal, por el contrario, que vaya al mundial México siempre será importante pero después de la derrota contra Costa Rica no es improbable que el partido contra Jamaica pudiera dejarnos fuera del Canada 2015 o que de pasar a semifinales y perder contra Estados Unidos, al jugar el partido por el tercer lugar del premundial, Trinidad y Tobago envíe al equipo a jugar el repechaje contra Ecuador.

  2. Si tuvieran un poco de humildad y dejaran de ver a los paises al sur de Chiapas como +equipos cancheros+ quizas asimilarian mejor sus derrotas no presupuestadas, asi les pasa con la Mayor. Tienen mas de 60 millones de gente y todo una poderosa organizacion para el deporte superada solo por U.S.A. y se la ven fea con paises de 4 millones de habitantes y escaso presupuesto. Ojala Mexico califique,si no de alguna forma lo hara y los organizadores veran sus ganancias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s