ACTIVISTA Y FUTBOLISTA DE HARVARD EN MÉXICO

¿Who likes football? Muchas manos se levantaron. “I am going to tell you about my story”, le dijo Caitlin Fisher, ex capitana de la selección femenil de futbol de la Universidad de Harvard, al traductor que se lo comunica a unas cincuenta niñas que acudieron a la US Ambassadors Cup recientemente en El Parque Seminario, Toluca. Algunas de ellas solían vender dulces en la calle, pero hoy juegan futbol gracias al DIF de Tlanepantla y a la Academia Gonzo Soccer, por eso escuchaban atentas a la futbolista profesional.

“I started to play when I was six years old”, siguió Caitlin, quien posee un curriculum más parecido al del perfil de una ejecutiva del Wall Street que al de la activista que usa el futbol como herramienta para promover por el mundo la equidad de género mediante su organización no gubernamental Guerreiras Project, una iniciativa a la que se le han unido varias jugadoras profesionales de Brasil.

Caitlin nació en Boston, una se las ciudades más refinadas del mundo. Sin embargo su sueño, la llevó al extremo contrario de su cuna: Vivir en favelas de Brasil a donde llegó con una creencia errónea:

“Mi sueño siempre fue jugar futbol profesional; pero a la vez todo el tiempo sabía que tenía que estudiar, así que supe coordinar entre el juego, la universidad y el estudio para poder seguir”, tradujo el encargado de hacer llegar el mensaje a las niñas y adolescentes quienes descansaban en las gradas del parque luego de haber realizado una clínica impartida también por la ex jugadora norteamericana.

“Cuando terminé mis estudios, la liga profesional de futbol de mi país había terminado –se refiere a la Women’s Professional Soccer (WPS)–, así que quise irme a Brasil porque yo creía que era donde se jugaba el mejor futbol del mundo. Cuando llegué me sorprendió ver que las mujeres no eran tratadas igual que los hombres: se les daba comida diferente, tenían que caminar bastante para ir a los entrenamientos porque no podían usar la cancha de los hombres, los uniformes usados eran para ellas y además de que les quedaban enormes, los tenían que lavar a mano. Esa no era mi realidad, en mi país todo mundo estaba acostumbrado a ver a las niñas jugar entre ellas, pero ahí la mayoría había jugado con hombres en su infancia”.

Algunas de las adolescentes reaccionaron con asombro, mientras que otras más bien se identificaron con el relato. La discriminación que vivían sus compañeras de equipo, fue de hecho la inspiración para fundar Guerreiras Project (Guerreras Project), donde a través de talleres, entrenamientos e investigación, ‘mueven cuerpos y mentes’ de niñas y mujeres pues “somos todas guerreras”, cuenta Caitlin refugiada del sol que recientemente le provocó quemaduras en su blanca piel, así como en sus verdes ojos; “no me di cuenta de que no me estaba cuidando lo suficiente”, le dijo a Diosas Olímpicas mientras se ponía el bloqueador previo a la práctica.

Caitlin Fisher en México

Caitlin Fisher en México

IMG_1949

La charla que duró aproximadamente quince minutos, se extendió a una sesión de preguntas pues las niñas, curiosas, querían saber más:

 

–¿Eres entrenadora o jugadora?

Ambas.

–¿Quiénes son tus jugadores favoritos?

Neymar.

–Fue difícil dejar a tu familia para ir a Brasil?

Sí y sobre todo porque no hablaba el idioma (portugués), pero seguí mi corazón y un sueño.

–¿Cuál es la mayor lección que te ha dado la vida?

La mayor lección es seguir a mi corazón y mis deseos y hacer del futbol una oportunidad para enseñar.

–¿A quien extrañaste más?

A mi hermana ella también juega futbol y empezamos juntas.

–¿Cómo lograste llegar?

Trabajando duro, pero sobre todo estudiando.

–Cuándo te fuiste a Brasil ¿llegaste a buscar equipo o ya tenías uno?

Llegué a la liga porque ya tenía un nivel y en Harvard había sido la capitana.

–¿Qué posición jugaste?

En Estados Unidos era línea izquierda porque soy zurda, pero en Brasil me movieron a la parte media.

Caitlin hace una pausa para platicar cómo a pesar de saber jugar futbol, sus compañeras de equipo brasileñas criticaron su estilo y le dijeron que parecía robot por lo que tenía que aprender a bailar samba. “Me enseñaron a mover la cadera, los hombros, a hacer fintas y bicicletas. Cuando regresé a Estados Unidos todas mis amigas me preguntaron: ¿donde aprendiste?”. Las risas se escucharon en las gradas y a petición de las niñas Caitlin bailó un poco al ritmo de la música brasileña.

Caitlin Fisher, ex capitana del equipo femenil de futbol de Harvard

Caitlin Fisher, ex capitana del equipo femenil de futbol de Harvard

 

¿Cuántos partidos has jugado?

No sé

¿A qué equipo le vas?

Santos de Brasil era mi equipo favorito porque ahí jugué, ahí también jugó Neymar. Pero hoy ya no, estoy buscando uno.

Maestra en Género, Desarrollo y Globalización por la Facultad de Economía de Londres , Caitlin es también experta en organizar exhibiciones internacionales sobre futbol, género, arte y sociedad. Es por ello que la visita a México le abrió nuevas puertas e ideas para futuros trabajos en el país.

 

Caitlin Fisher en México

Caitlin Fisher en México

Por lo pronto irá a Alemania: “Hace tres años no tengo vacaciones e iré a ver a unas amigas y a planear una campaña para el Mundial de Canadá; antes de venir aquí me la pasé durante una semana completa escribiendo doce horas continuas, sólo levantándome al refrigerador por algo de comer y uno que otro día que salí a trotar, para entregar un trabajo de investigación etnográfica de lo que viví en Brasil”, cuenta.

¿Por qué alguien que estudió en Harvard se dedica a un proyecto social? Le cuestiona Diosas Olímpicas: “Es algo que me he preguntado recientemente; no es fácil conseguir fondos; la mayoría de mis amigos son multimillonarios a estas alturas, pero yo quiero perseguir mi sueño”, dice Caitlin convencida de que la energía que ha dejado en la cancha al jugar, es la misma hacia donde quiere dirigirse en la actualidad: el futbol.

 

 

Anuncios

Un comentario en “ACTIVISTA Y FUTBOLISTA DE HARVARD EN MÉXICO

  1. Que hermosa historia, me conmovió hasta las lágrimas. Felicidades por tan buen trabajo a Caitlin y a Diosas Olímpicas les deseo gran éxito a las dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s