CON EL ÚTERO EN SU LUGAR, LINDSEY VAN POR FIN SALTARÁ EN SOCHI

Se dice que el Ski Jumping o Salto de Rampa es una de las disciplinas visualmente más impresionantes y de alto riesgo de los Juegos Olímpicos de Invierno. Es tan peligrosa que los oficiales de los Olímpicos –basados en una idea paternalista– argumentaron durante décadas el no permitir participar a las mujeres por “el miedo de que sus órganos reproductores se dañaran dado el cúmulo de impactos en cada aterrizaje”.

Lindsey Van, saltadora de rampa quien competirá en los Juegos Olímpicos de Sochi, y quien lideró a un grupo de 15 mujeres que demandó al Comité Organizador de los Juegos de Vancouver 2010 hace cuatro años por prohibirles participar en la justa olímpica, da su opinión al respecto:

“Mi máquina reproductora de hacer bebés está en mi interior, los hombres tienen la suya en el exterior. Entonces, si no es seguro para mí brincar porque mi útero se caerá, ¿que hay acerca de los órganos externos del cuerpo”.

La “absurda mezcla de sexismo e ignorancia” como dice Rob Longley del Toronto Sun, que mantuvo a las saltadoras fuera de los Juegos por décadas terminará mañana.

Todavía en el 2005 el presidente de la Federación Internacional de Ski, Gian Franco Kasper, dijo que la disciplina “parecía no ser apropiada para las mujeres desde un punto de vista médico”, a pesar de que las mujeres llevan años participado en otras competencias de alto impacto como los Moguls y el Esquí Libre.

Después de la fallida demanda del 2010 para participar en los Juegos Olímpicos de Vancouver, las saltadoras de rampa finalmente fueron reconocidas tres años después por el Comité Olímpico Internacional, por lo que Lindsey hace cuentas: “Nos ha costado 90 años para tener una oportunidad, no puedo esperar a mostrarle a todos nuestro deporte”.

La oportunidad tendrá lugar mañana en el RusSki Gorki Jumping Center, que se volverá histórico para las mujeres que participen después de tanta amargura y controversia. “En el 2010, nos vimos frustradas de no poder participar en los Olímpicos, pero desde entonces sólo nos volvimos más fuertes”, comentó la saltadora de Calgary Atsuko Tanaka, una de las dos mujeres canadienses que están listas para competir en Sochi.

Aunque la disciplina aún está en pañales, pues la rampa será más pequeña que la de los hombres y muchas atletas que ya se retiraron serán invadidas por la tristeza de no haber podido alcanzar su ilusión, habrá justicia con las mujeres que saltarán en los Juegos Olímpicos de Sochi con el útero íntegro y la firme intención de enterrar en la nieve creencias que sólo forman parte del pasado.

EN CORTO:

La disciplina de Ski Jumping o Salto de Rampa femenil hará su debut en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi. Será la primera ocasión en que las mujeres participen en rampa corta a pesar de que el Ski Jumping existe desde hace 90 años (1924).

Lindsey van en las pruebas rumbo a Sochi 2014

 

Olga Trujillo

Periodista Deportiva Independiente

@cira_trujillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s