HOMOFOBIA Y BULLYING EN EL DEPORTE FEMENIL PARTE #1

Por Olga Trujillo

(PARTE #1)

En México la homofobia dentro del deporte femenil es un ejercicio sin rostros ni nombres. Pero sí bajas de atletas que por querer ser “él” en cuerpo de “ella” no logran integrarse dentro de los grupos disciplinarios y terminan por darle las gracias al deporte. La cifra de cuántas se han ido, tampoco tiene un número.

“Las mujeres tienen que cruzar dos barreras impresionantes: la social y la deportiva. Por un lado están los papás que tienen pavor y les dicen: Si no practicas atletismo, gimnasia, baile de salón, eres una niña hombruna y al rato lesbiana”, platica la psicóloga del deporte Elsa Chincoya para Diosas Olímpicas acerca de la condición de muchas mujeres atletas en el país.

Una joven que practicaba fútbol hace unos años y quien necesitó en su momento una orientación, fue uno de los dos casos que la psicóloga ha vivido, y cuenta: “Han sido en instituciones importantes y la pregunta es ¿qué se hace? Es muy complejo retirar a una persona del equipo porque entonces discriminas. Se tiene que aprender y enseñar a que la persona desarrolle sus límites y pueda convivir con las demás de una manera sana, sí se puede, pero nos tenemos que quitar los juicios –dice y hace un diálogo–: “es que me va a ver”, “todas te ven, ¿estás clara en tu preferencia?”, “sí”, “entonces quítate el juicio, es una mujer físicamente como tú con otra preferencia sexual que convive en tu espacio, punto”.

Ese miedo irracional a personas que practican la homosexualidad, preferencias sexuales, identidades o expresiones de género, contrarias al arquetipo de los heterosexuales (se incluye también a la lesbofobia y la transfobia, de acuerdo con Marta Lamas), es lo que se conoce como homofobia, la cual deriva en muchas ocasiones en bullying homofóbico o bien el acoso que se ejerce con motivo de la orientación sexual, tanto real como supuesta, o la identidad de género de la víctima.

Los actos que se pueden considerar como acoso a lesbianas son: quedarse mirando, acoso psicológico, ridiculizar o caricaturizar físicamente, sexual o socialmente; robar sus posesiones, poner apodos (rara, queer, tortilla, machorra), burlarse de su orientación sexual o usar tratos o violencia física…

MUY PRONTO EL TEXTO COMPLETO EN APP LÉEME!

Beso

Anuncios

5 comentarios en “HOMOFOBIA Y BULLYING EN EL DEPORTE FEMENIL PARTE #1

  1. Desafortunadamente somos aún una sociedad que no comprende la diversidad en todas sus formas, que juzga y quiere medir a todos con la misma vara, las mujeres deportistas en el alto rendimiento son pocas en nuestro país y si por razones de decidir sus preferencias sexuales se les obliga por presión a dejar de practicar, entonces el desarrollo del deporte se ve menguado y se pierden talentos.
    Felicidades por trabajar estos temas que no se mencionan.
    patymartinez54@gmail.com

  2. Absolutamente valioso el aporte periodístico, un artículo destacado mi Olguiux y que suma para pensar y revertir lo complejo por tanta etiqueta, prejuicios y fobias que hay que enfrentar en los vestidores.

  3. En efecto Olga, mas allá de si las disciplinas deportivas son semejantes o no, mientras las mujeres aún estén a expensas de la aceptación o la valoración del sector masculino, nos encontraremos con la desafortunada discriminación y el señalamiento juicioso que la mayoría de las personas practican para ponerse por encima de sus iguales y así evidenciar el sentimiento de superioridad. En relación al artículo y como nos consta, un equipo deportivo de la disciplina que tu quieras se compone de la suma de talentos que le harán contender a un país, estado, delegación, universidad, etc… en alguna justa deportiva con la intención de ganar y demostrar el desarrollo deportivo que han conseguido. En este sentido, la mujer que decide tener una orientación sexual diferente a la que por rol le corresponde y que practica alguna disciplina deportiva a favor de su país o de su propio cuerpo debe ser respetada porque el potencial, la habilidad y el talento son independientes de sus preferencias sexuales.

    1. De acuerdo contigo Julieta, la preferencia sexual no debería ser un impedimento para que las atletas puedan “pertenecer” pero sabemos que para que haya mayor tolerancia en nuestro país aún falta un largo recorrido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s